Los comercios etiquetan los precios al contado y remiten a consultar planes de financiación

Los comercios etiquetan los precios al contado y remiten a consultar planes de financiación


En el primer día de vigencia del régimen que diferencia los importes que se pagan al contado de los financiados, los comercios iniciaron el cambio paulatino del etiquetado de sus precios y optan mayoritariamente por dejar el de contado y agregarle la frase “consultar por planes de financiación”.

Télam recorrió las cadenas de electrodomésticos y productos electrónicos de los barrios de Boedo y Once y advirtió que la mayor parte de las etiquetas informaba sobre el precio al contado y remitía a consulta para el caso de querer comprar los productos de manera financiada.

El gerente de ventas de la cadena de electrodomésticos Rodó, Daniel Viapiano, dijo en diálogo con Télam que el 70% de los consumidores compra productos de manera financiada y el 30% lo hace al contado.

“De ese 70%, un 90% lo hace en 12 cuotas, la mayoría por el programa Ahora 12, con el que compran heladeras y lavarropas”, apuntó.

“Cada tarjeta tiene su promoción y su plan de cuotas, con tasas diferentes”, indicó.

Para evitar confusiones y ante la imposibilidad de describir los distintos planes en cada etiqueta, la sucursal de Rodó de Boedo 1050, en la Capital Federal, optó por ubicar en la caja los listados de las diferentes tarjetas, como Visa, Mastercard o Diners y diferenciar el pago al contado con tarjeta de débito, con los programas Ahora 12 y Ahora 18 y en 3, 6, 12 y 18 cuotas y la tasa efectiva anual (TEA) y el costo financiero total (CFT).

El rol de los comerciantes es competir y tratar de que les vaya lo mejor posible, el de la gente es comprar lo que más le convenga, mirar cuánto cuesta el financiamiento, cuánto cuestan las cosas y estar informada para tomar decisiones”

MIGUEL BRAUN

A manera de ejemplo, con la tarjeta Visa, un producto comprado con el plan Ahora 12, tiene una TEA de 22,16% y un CFT de 27,78%. Fuera de ese plan y pagando también en 12 cuotas, la TEA es de 34,89% y el CFT es de 44,88%.

Al esclarecer los costos de financiamiento, los comerciantes estiman que el público optará por comprar el contado.

Algunos de ellos, tras pedir la reserva de su identidad, dijeron que el arancel que cobran las tarjetas les parece una “guasada” y consideraron que “estamos perdiendo rentabilidad al ofrecer productos en cuotas”.

“Cada casa de electrodomésticos bajará o no los precios” admitieron y reconocieron que el nuevo régimen apuntará a que la gente sea consciente de “que pagar en efectivo es más barato” ya que la leyenda de “cuotas sin interés es una mentira”.

Por su parte, la cadena de electrodomésticos Garbarino ubicada en Pueyrredón 350, en el barrio de Once, también optó por usar la cartelería de precios al contado y la frase “consulte plan de financiación”. Computadoras, lavarropas, heladeras, microondas, ventiladores y equipos de sonidos se exhibían de esa manera esperando ser elegidos por el público consumidor, que se muestra remiso.

“La gente pregunta precios”, admitieron los comerciantes en tanto que los consumidores aprueban la medida, y según un rápido sondeo por Boedo y el Once, la mayoría exigirá que se cumpla.

El programa Precios Transparentes es el aplicación obligatoria y abarca a todo el país en busca de garantizar transparencia a favor de los consumidores y sacar a la luz los costos los ocultos de la financiación, que varía de acuerdo a las tarjetas y los bancos que se usen para la compra.

Los comentarios están cerrados.